Lo que todo trabajador debe saber. Parte II

Habida cuenta de la buena acogida que tuvo el anterior artículo, referido a los aspectos y derechos más importantes que todo trabajador debe conocer, resulta necesario extendernos en lo antedicho y ahondar en otras cuestiones de capital importancia. Empecemos.

En multitud de ocasiones nos encontramos con trabajadores que temen embarcarse en un procedimiento judicial y que finalmente el empleador no satisfaga cantidad alguna por no tener bienes a su nombre, bienes no declarados, en b, en negro… denomínenlo como guste. Ante esta inquietud, más que justificada, hemos de decir que la ocultación de bienes es más difícil de mantener en sede judicial. Los medios de los que se dota la Administración de Justicia para realizar una búsqueda y posterior embargo de patrimonio en un procedimiento judicial son muy superiores a los de un particular que obre por su cuenta y riesgo, es decir, esta estratagema de evasión resultará harto más difícil Juez mediante

El ejemplo más ilustre de estos medios es el Punto Neutro Judicial, valiéndose los Juzgados incluso de los propios datos de los que dispone la Agencia Tributaria

Asimismo, ha de señalarse que, pese a las capacitaciones Judiciales aludidas, la posibilidad de que el empresario no pague tras al pleito es 100% real, si bien, esta vicisitud no siempre devendrá por motivos NO espurios del empleador: cierre de empresa sin liquidez ni sucesión, etc.

Sea por el motivo que fuere y siguiendo el hilo conductor de por qué es pertinente accionar judicialmente, en caso de impago definitivoexiste una institución que ampara al trabajador: el Fondo de Garantía Salarial(FOGASA). Largo y tendido podríamos debatir sobre este organismo, mas nos circunscribiremos en decir que el FOGASA abona a los trabajadores las indemnizaciones y/o salarios que resulten pendientes de cobro tras el preceptivo procedimiento judicial, con determinados límites máximos. 

Otro de los motivos por los que resulta conveniente entablar un procedimiento frente al empleador, pese a las malas expectativas de cobro final, es que, de acaecer sentencia estimatoria, cabe instar el inicio de un proceso ante la Inspección de Trabajo a efectos de que la Seguridad Social nos reconozca las cotizaciones y la antigüedadque en sentencia se hayan establecido. 

Con las líneas que preceden en ningún caso pretendemos demonizar la figura del empresario, nuestro único objetivo es informar de manera clara a los trabajadores faltos de asesoramiento que, por desgracia, no son pocos. En línea con lo anterior, abogamos por acudir a vías de conciliación que favorezcan el acuerdo y eviten un procedimiento ante los Tribunales. 

Igualmente, y fruto de la imparcialidad que nos identifica, próximamente elaboraremos guía conceptual básica para aquel empresario que se vea envuelto en una situación delicada con sus trabajadores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.